A PARTIR DE 30€ ENVÍO GRATUITO ¡CLICA AQUÍ!

Champú sin sal

24 febrero 2021

Los champús sin sal son cada vez más populares por ser más respetuosos con las propiedades naturales de nuestro pelo. La mayoría de champús regulares que encontramos en el mercado están compuestos por sales de ácido sulfúrico, como sulfatos y cloruro, que limpian el cabello de forma agresiva . Estos productos eliminan la hidratación natural del pelo y modifican el ph de nuestro cuero cabelludo.

La sal se usa en muchos productos de higiene capilar para dar consistencia al producto. Sin embargo, un exceso de este elemento puede absorber demasiado la humedad natural del cabello, resecándolo y castigándolo.

 

¿Qué es un champú sin sal?

Los champús sin sal no contienen sulfatos ni cloruros y permiten mantener limpio el cuero cabelludo sin alterar su ph. Además no eliminan por completo los aceites naturales ni la keratina que contiene por natural nuestro pelo que ayudan a mantenerlo hidratado.

La principal función de este tipo de champús es mantener una mejor hidratación del pelo durante más tiempo y que sufra menos en cada lavado.

¿Para qué tipo de pelo es adecuado el champú sin sal?

Este tipo de productos son más recomendados para personas con el pelo seco que para personas con el pelo graso debido a su alta capacidad de hidratación.

Su uso es adecuado para personas con el pelo seco, débil, rizado o encrespado. También para aquellas que aplican tratamientos químicos a su pelo para teñirlo o alisarlo.

En el caso de las personas con el pelo graso los especialistas recomiendan evitar el champú sin sal  y optar por un producto específico que ayude a equilibrar el exceso de grasa capilar.


Foto de GettyImages

 

Beneficios del champú sin sal

Los champús sin sal aportan muchos beneficios a tu pelo, en especial si lo tienes seco y débil. Estos son algunos de ellos:

  1. Conserva la keratina natural de tu cabello
  2.  Fortalece y nutre el pelo
  3.  Mantiene la hidratación capilar natural
  4. Reduce la irritación del cuero cabelludo. Por ello es muy adecuado para personas con alergias.
  5. Hace más resistente el cabello a los tratamientos
  6. Prolonga la duración del tinte
  7. Reduce el encrespamiento y hace tu pelo más manejable

¿Qué tipos de champú sin sal hay?

Dentro de este tipo de champús encontramos 3 tipos diferentes:

  1. Champú puro sin sulfatos: no contiene ninguna sal o sulfato y es inoloro. Revitaliza e hidrata dejando un pelo suave y brillante.
  2. Champú sin sal con keratina: a este producto se le añade keratina que ayuda a alisar el cabello y hacerlo más resistente. Ideal para el cabello castigado y encrespado.
  3. Champú sin sal con aceite de aragán: se le añade este aceite para proporcionar una suavidad e hidratación extra.

¿Cómo debe aplicarse este tipo de producto?

La aplicación de este tipo de champú es la misma que la de cualquier otra champú regular. Antes de usarlo debes mojar bien el cabello con agua tibia y aplicar la suficiente cantidad para poder cubrir todo el pelo. Después masajea suavemente con los dedos y extiende el producto desde la raíz hasta las puntas. Déjalo reposar unos minutos para que penetre bien y enjuágalo con abundante agua.

¿Cómo saber si se trata de un champú sin sal?

El champú normal tiene una textura más densa y espumosa, y contribuye a la sequedad quitándole brillo al pelo. El champú sin sal es más ligero y produce menos espuma cuando está en contacto con el agua.

Para identificarlo busca en la etiqueta el distintivo “producto sin sal” o fíjate en la lista de ingredientes. Si incluye Lauril sulfato de amonio (ASL), lauril sulfato de sodio (SLS) o cloruro de sodio significa que el producto no es libre de sal ni de sulfatos. En este caso el producto tendrá un ph alto y no estará respetando las propiedades naturales de tu melena.

Champú sin sulfatos

Hay que tener presente que no es lo mismo un champú sin sal que un champú sin sulfatos. La composición química y las funciones de ambos son totalmente diferentes.

El primero no tiene cloruro de sodio (sal) que se usa para espesar el producto. En cambio, el champú sin sulfatos no contiene laurel de sulfato de sodio; una sal del ácido sulfúrico que sirve como detergente. Este se emplea para eliminar tanto la grasa del cabello como la suciedad. Puede causar irritación en algunas ocasiones.

En el mercado podemos encontrar champú sin sal con sulfatos y viceversa. También productos que no contienen ninguno de los dos elementos y que se reemplazan por otros más suaves. En este artículo podrás encontrar algunas recomendaciones de champús sin sulfatos.

 

Un champú libre de sales y sulfatos mantendrá tu cabello libre de toxinas y agentes químicos que pueden dañarlo y resecarlo. Si tienes el pelo seco o castigado ésta es tu mejor opción en cuanto a cosmética natural capilar.

 

Escrito por Clara Valls

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2022 - ECOLUBA SL