Compost casero

16 diciembre 2022

Tienes un pequeño huerto, terraza o jardín y quieres reducir el consumo de materia orgánica, así como ahorrar agua y contaminar menos? El compost casero es tu mejor aliado para conseguir todo lo anterior. 

No solo porque permite ser más respetuoso con el medio ambiente, el compostaje mejora la calidad de tu suelo y reduce la huella de carbono de tu hogar.

Si te interesa saber cuáles son las ventajas de hacer compostaje casero, así como las diferentes formas de practicarlo este artículo te interesa. 

¿Que es el compost casero y cómo practicarlo?

 

 

El compostaje doméstico es el proceso de descomponer los residuos orgánicos en casa utilizando microorganismos y procesos naturales como la humedad o el paso del tiempo. 

El efecto de estos agentes externos acaba desintegrando los restos orgánicos como la comida y otros materiales vegetales procedentes de la cocina o el hogar en humus y abono orgánico. 

El compost casero es una forma sostenible de reutilizar los restos de comida y otros materiales orgánicos, y puede ayudar a reducir los costes de eliminación de residuos. 

Además, el compostaje puede mejorar la calidad de tu suelo y ayudar a reducir la huella de carbono de tu hogar. 

¿Por qué es conveniente hacer compost en tu hogar? 

 

 

Hay varias razones por las que te conviene compostar en casa. A continuación, te resumimos las ventajas de este proceso: 

  • Contaminas menos y reduces tu huella de carbono: 

El compostaje es una forma estupenda de reducir tu producción de residuos y ayudar a proteger el medio ambiente. 

Al elaborar residuos orgánicos en el jardín o la huerta, no solo consigues reducir la cantidad de basura, también generas un menor impacto en el planeta.

  • Ahorro de dinero y tiempo

Compostar en casa puede ayudarte a ahorrar dinero en la factura de la basura, ya que puedes utilizar el compost para sustituir la costosa tierra que normalmente comprarías en el centro de jardinería. 

Además de ahorrar dinero, te olvidas de tener que tirar la basura y ahorras tiempo en el proceso. Vale, que tendrás que seguir reciclando y separando, pero los restos orgánicos suelen ser los más pesados con lo que evitas su transporte al deshacerte de ellos de forma natural. 

  • Proceso fácil y sencillo, apto para toda la familia

Lo bueno del compostaje en casa es que es una tarea fácil que no requiere nada que no tengas en el hogar. Todo lo que necesitas es un poco de espacio y algunos suministros básicos que varían según la forma de compostaje. 

Finalmente, es algo que puede hacer toda la familia, menores incluidos. Es una excelente forma de enseñar a los más pequeños a cuidar del planeta. 

¿Cuántas formas hay de hacer compostaje? 

 

 

Existe una gran variedad de métodos de compostaje, y hay muchos recursos disponibles para ayudarte a empezar. 

Tanto si eres un experto como un novato, existe una forma de compostaje que se adapta a tus necesidades. A continuación, te contamos cómo hacer compost casero de diferentes formas para que elijas la que más te conviene:

Lo primero es entender cuáles son los elementos o agentes externos que desintegran los restos orgánicos:

 

Elemento o agente externo Función realizada 
Agua  Esencial para mantener el compost húmedo
Materia vegetal Imprescindible para generar un abono o compost rico en materia orgánica
Mezcla de carbono y nitrógeno Estos gases son necesarios para que se genere la temperatura adecuada y los restos orgánicos se deshagan en el proceso. 
Insectos: lombrices y hormigas.  Las lombrices se ocupan de comer y digerir la materia orgánica para que se descomponga. Además, liberan humus en el proceso y proporciona a las plantas nutrientes necesarios para crecer. En cuanto a algunas especies de hormigas son capaces de comer y devorar residuos más rápido que las lombrices.
Bacterias  Estos microorganismos vivos ayudan a descomponer los alimentos y facilitan la labor de las lombrices 
Aire  El compost debe airearse, de lo contrario se crea un entorno anaeróbico para las bacterias que produce olores desagradables y atrae a las alimañas.

 

Una vez sabemos cuáles son los elementos que actúan en el compostaje, vamos a comentar los diferentes tipos que existen. 

A modo resumen, existen 3 formas de compostaje que son:

  • Aeróbico: 

Este proceso biológico usa el oxígeno para descomponer los materiales de desecho. Así, las bacterias que necesitan oxígeno para vivir son capaces de descomponer los materiales de desecho, creando compost. El compostaje aeróbico suele ser más rápido que otros tipos de compostaje, y produce un compost rico en nutrientes. 

El compostaje aeróbico suele hacerse en grandes pilas o cubos, y hay que tener cuidado de que circule suficiente aire por la pila o el cubo para que se produzca el proceso.

Anaeróbico

Es un tipo de descomposición que tiene lugar en ausencia de oxígeno. Este proceso se suele utilizar para los residuos orgánicos que no se pueden compostar con los métodos tradicionales, como los restos de comida y el estiércol. 

Las bacterias anaerobias descomponen la materia orgánica, produciendo productos de desecho como metano y nitrógeno. Estos residuos pueden capturarse y utilizarse como fuente de energía o fertilizante. 

Vermicompostaje: 

Este proceso utiliza lombrices para descomponer la materia orgánica. Los desechos de las lombrices son una rica fuente de nutrientes, y el compost que se produce es un excelente abono para jardines y plantas. 

El vermicompostaje es fácil y sencillo de montar y puede hacerse en cualquier jardín, incluso en espacios pequeños. El único requisito es proporcionar un recipiente para las lombrices y abundante materia orgánica para que se alimenten.

Tipos y técnicas de compostaje 

 

 

A mayores de estas 3 formas de compostaje se pueden aplicar diferentes técnicas para hacer compost. Las más comunes son las siguientes:

  • Compost común con pilas o cajas: este sistema usa cajas de madera tipo palés donde se tiran los restos. Esta forma de desintegración de residuos orgánicos se puede hacer de varias formas: con volteo, es decir, cada cierto tiempo se le da la vuelta o bien con huecos para que pase el aire y ayude a desintegrar los restos.
  • Compost por capas en el suelo: otra forma de desintegración es echar restos orgánicos en una zona extensa de forma que se alternen capas calientes y frías. Lo ideal es cubrir el suelo con paja u otro tipo de material seco e ir echando materiales húmedos por encima. Sino lleve, hay que cubrir los restos con agua de vez en cuando para que los restos se deshagan mediante el efecto de calor/humedad.
  • Compostar mediante el uso de productos biodegradables: esta forma de reciclaje casero consiste en usar elementos naturales que se puedan deshacer de forma fácil en el jardín. Se puede usar tanto en pilas y cajas como por capas. La clave es usar productos que se deshagan de forma natural en la naturaleza. Así, puedes usar serrín, madera, papel, restos de comida, café, así como restos textiles tipo bolsas de algodón, bayetas de celulosa y algodón o compresas reutilizables de tela

Si quieres ampliar más detalles y tener más información te recomendamos echar un vistazo a esta guía oficial del Ministerio de para la Transición Ecológica donde indican todo lo que necesitas saber sobre el compostaje casero.  

 

Una vez que sabes las diferentes formas de compostar en tu casa, así como sus ventajas ya no tienes excusa para proteger el medio ambiente al tiempo que ahorras dinero y enriqueces tu suelo. 

 


SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL