Justicia británica

2 febrero 2021

En una sentencia sin precedentes, un juez londinense ha dictaminado que la contaminación ambiental está entre las causas de la muerte de una niña de 9 años que vivía en Lewisham, cerca de la South Circular Road, la región sureste de la congestionada avenida circunvalar del área metropolitana de Londres.

Ella Adoo-Kissi-Debrah falleció en 2013, después de sufrir un ataque de asma. La menor llevaba tres años de constantes hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad.

Tras años de lucha de su familia en los juzgados, un Tribunal de Investigación de determinó a finales de diciembre del año pasado que la contaminación ambiental “contribuyó materialmente” a la muerte de la niña. Y así lo recogió en su sentencia el juez Philip Barlow, tras un par de semanas de nuevas audiencias sobre el caso. “Mi conclusión es que la contaminación del aire contribuyó a la muerte de Ella Kissi Debrah”, dictaminó el letrado.

En 2014, la justicia había concluido que la niña murió de insuficiencia respiratoria aguda causada por asma grave, y no por contaminación. Pero estas consideraciones fueron anuladas en 2019, cuando se ordenó una nueva instrucción debido a la aparición en 2018 de nuevas pruebas científicas, entre ellas, el informe de un reputado experto en contaminación del aire del Reino Unido, Stephen Holgate.

Este experto detectó una “vínculo sorprendente” entre las hospitalizaciones de emergencia de la menor y los picos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión, los contaminantes más dañinos, registrados cerca de su casa. De hecho, los datos de una estación de monitoreo situada a 1,5 km de distancia de la casa de la niña confirmaron que los niveles de contaminación alcanzados en la zona eran ilegales, tanto bajo la legislación nacional como por la europea.

Con toda esta información, en su fallo, el juez estableció como causas de la muerte de Ella, por este orden: la insuficiencia respiratoria aguda, el asma que padecía la niña y la exposición a la contaminación, cuyo nivel excedía las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La contaminación del aire es un factor que contribuye tanto a desencadenar como a exacerbar el asma. Y, según la investigación, la madre de Ella no fue informada de los riesgos para la salud que eso comportaba para su hija. “Si lo hubiera sido, habría tomado medidas que podrían haber evitado la muerte de Ella”, señala la sentencia.

La gente probablemente no se da cuenta de lo peligrosa que es la contaminación del aire. Creo que es una emergencia de salud pública y se deben hacer más esfuerzos al respecto”, declaró la madre de la niña, Rosamund Adoo-Kissi-Debrah.

Ella Adoo-Kissi-Debrah se ha convertido así en la primera persona en Reino Unido a quien se reconoce judicialmente una muerte clasificada como defunción por contaminación ambiental. Y la lucha de su familia se mantiene a través de la Fundación de la familia de Ella Roberta.


Foto de ccacoalition.org

Siete millones de personas mueren cada año en el mundo por contaminación

Aun así, la organización internacional Transport & Environment (T&E en inglés) estima que el aire contaminado provoca unas 40.000 muertes en Reino Unido cada año y lamenta que el fallecimiento de Ella se habría “podido evitar” si los Gobiernos se hubieran centrado en una nueva ley de contaminación del aire.

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud señala que la contaminación del aire mata aproximadamente a siete millones de personas en todo el mundo cada año. Los datos de la OMS muestran que 9 de cada 10 personas respiran aire que excede los límites de las pautas de la propia OMS que contienen altos niveles de contaminantes. Los países de ingresos bajos y medianos sufren las exposiciones más altas.

Por su parte, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que la contaminación atmosférica causa 790.000 muertes al año en Europa y unas 30.000 en España, siendo entre el 40 y el 80% de esas muertes de causa cardiovascular.

En cuanto a contaminantes, la OMS se refiere a factores que van desde la polución que se cierne sobre las ciudades hasta el humo generado dentro de las casas. “La contaminación del aire representa una gran amenaza para la salud y el clima. Los efectos combinados de la contaminación del aire ambiente (al aire libre) y del hogar causan alrededor de siete millones de muertes prematuras cada año, en gran parte como resultado del aumento de la mortalidad por accidente cerebrovascular, enfermedades cardíacas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón e infecciones respiratorias agudas”, recogen los estudios de este organismo.


Foto de Unsplash

Los efectos más graves se producen en las personas que ya están enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica son más susceptibles a los efectos nocivos de la contaminación.

 

El peligro de las partículas en suspensión

Las partículas de la materia en suspensión son los productos contaminantes de mayor impacto medioambiental. Cuanto más pequeñas son las partículas, más dañinas pueden ser. Este tipo de partículas son las que se emiten, por ejemplo, en la combustión de los vehículos diésel, además de la combustión fósil (petróleo, carbón, gas natural) y combustible de biomasa, en las temperaturas altas en procesos industriales, fundidoras, refinerías o acererías, entre otros.

España establece el valor límite de concentración anual de estas partículas siguiendo la normativa de la Unión Europea. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud establece unos límites mucho más bajos.

Para reducir las repercusiones de la contaminación atmosférica urbana sobre la salud pública la OMS urge a reducir las fuentes principales de contaminación, en particular la combustión ineficiente de combustibles fósiles para el transporte motorizado y la generación de electricidad, y mejorar la eficiencia energética de los edificios y las fábricas.

 

Escrito por Rut Vilar

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL