Maltrato animal: mataderos y granjas

9 noviembre 2020

El maltrato animal es un grave problema social al que no siempre hemos dado la importancia y atención que merece. Son muchas las personas que intentan “evitar” saber o informarse sobre este tema, por el gran impacto que produce (imágenes y vídeos muy desagradables que pueden ser altamente sensibles, por ejemplo) y es por esto que intentamos “huir” de este tema. Aun así, todos somos conscientes que cientos de animales son víctimas del abandono y vejaciones anualmente.

Existen muchas formas de maltrato: desde no alimentar al animal correctamente hasta el castigo físico o psicológico. Pero debemos tener en cuenta que no solo los animales domésticos pueden sufrir maltrato, sino cualquier especie. De hecho, el peor maltrato animal conocido se produce en las granjas y mataderos.

En la legislación española no se reconocen derechos a los animales, solo se les protege. En España existe una ley nacional de bienestar animal que queda recogida en el artículo 337 del Código Penal y que condena a quien por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico, causándole la muerte o lesiones, a penas de tres meses a un año de prisión. Aun así, las leyes son demasiado laxas, ya que en este sentido solo protegen a los animales domésticos.

De esta protección legal de la que gozan nuestros perros y gatos, no se aplica en granjas y mataderos. En ellos, la ley vigente apenas consigue reducir el sufrimiento inhumano del confinamiento, las enfermedades asociadas a las condiciones de vida extremas o la crueldad de la utilización de las madres como “máquina de reproducción”.


Foto de Gettyimages

 

60.000 millones de pollos, 2800 millones de patos, 1300 millones de cerdos y 517 millones de corderos. Todos ellos cada año son enviados al matadero. Lo que equivaldría a ocho veces la población de seres humanos del planeta.

Cerdos, vacas, terneras, pollos, gallinas… todos ellos en manos de las industrias cárnicas, lácteas y del huevo. Posiblemente las industrias responsables del mayor maltrato animal de la historia del ser humano.

Cuando un animal entra en un matadero, algo le dice que no tiene que entrar. ¿Será casualidad? Simplemente, es un advertimiento. Sea lo que sea, los animales se resisten a entrar en estos lugares oscuros y estrechos. Parece que saben qué va a suceder una vez allí dentro.

Equalia es una de las organizaciones animalistas que más tiempo lleva trabajando bajo la idea de acabar con la opacidad de los mataderos. De hecho, esta legislación podría obligar a las empresas a colocar cámaras en el interior, de modo que todo lo que ocurra dentro quede registrado.  Algunos países, como Inglaterra e Israel ya han aprobado esta medida, y otros países lo harán próximamente, y esperamos que con el paso del tiempo, estas cámaras de seguridad se instalen no solo en los mataderos, sino en todas las granjas, para poder tener un seguimiento del trato que recibe el animal a lo largo de todo el proceso, de manera totalmente transparente.

¿Qué es lo que sucede en realidad dentro de las granjas y mataderos? Ejemplos reales


Foto de Gettyimages

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la vida de los animales dentro de estas granjas no es fácil. Dentro de ellas, se llevan a cabo un montón de prácticas desconocidas por la mayoría de los consumidores.

Una de las cosas que más nos debe preocupar, son las políticas opacas que llevan a cabo. Muchas veces nos venden imágenes idílicas de sus animales, pero la realidad es otra.

Inseminar artificialmente a las madres una y otra vez, para que sus pequeños les sean arrebatados para criarlos en las granjas de engorde. Sin tener en cuenta que todos los pollos macho de la industria del huevo son descartados y eliminados brutalmente triturándolos vivos.

El año 2019, la ONG Equalia denunció un nuevo maltrato animal en un matadero de Ávila donde se tiran los animales como si fueran objetos y tratan los corderos a palos. Además, añaden que los trabajadores se tiraban encima de los animales para hacerlos sufrir aún más antes de sacrificarlos. Y algunos de ellos llegan a la línea de matanza sin ni siquiera ser aturdidos. Descargar eléctricas en las caras de las vacas, les cortan las patas cuando aún están conscientes… Todo esto recogido en un vídeo.

Otra de las denuncias, también de Equalia, fue en un matadero de Madrid, el año 2019. En un vídeo se puede ver como corderos paralizados (ya sea por enfermedad o por miedo) son golpeados y arrojados sin miramientos a la línea de matanza. Otros son degollados sin aturdimiento previo en una cadena en la que reinan las prisas por encima de nada. Además, en el mismo vídeo se puede comprobar la falta de higiene de las instalaciones, que esto acentúa algunas enfermedades de los animales.

Maltrato animal para la industria textil


Foto de Gettyimages

 

Por otro lado, no podemos olvidar que no solo se llevan a cabo maltratos animales para la industria de la alimentación. La industria textil, por ejemplo, también se puede sumar al carro del maltrato animal para fabricar sus productos.

En la industria peletera se sacrifican anualmente la vida de 20 millones de animales salvajes cazados en trampas y de 40 millones de animales criados en granjas. Todos ellos cruelmente despellejados antes, durante o después de su muerte, porque la moda y los consumidores lo requieren.

Europa produce el 70% de la piel mundial de visón y un 63% de la piel de zorro. En España se crían 400.000 visones en cautividad cada año. Todos ellos con una esperanza de vida de 6 meses, frente a los 6 años que vivirían en libertad.

Otro dato para tener en cuenta es que las víctimas, tanto pueden ser criadas con este objetivo, como atrapadas directamente de su medio vital.

Pero sumado a todo esto, las condiciones de vida de las granjas peleteras son desastrosas: los animales permanecen aislados o hacinados en estrechas jaulas metálicas, en naves cubiertas o a veces expuestos a las inclemencias del tiempo. Y en estas condiciones son mantenidos hasta que alcanzan el peso-talla ideal para ser asesinados de cualquier modo, que no sea dañando su piel (gaseados, electrocutados por vía bucal, desnucados…).

Detrás de un abrigo de piel hay unas cifras escandalosas. Se pueden llegar a sacrificar hasta 300 chinchillas, 250 ardillas, 60 visones, 30 gatos, 20 zorros, 8 lobos, perros o focas.

Aun así, ya existen países en que las granjas de pieles están prohibidas, como en Austria, Croacia y Reino Unido.

Por otro lado, la legislación de los países debería obligar a las marcas productoras de estos productos que sean totalmente sinceros y transparentes a la hora de hacer sus etiquetas y decir de qué animal están hechas sus prendas. Hoy en día es un tema totalmente descontrolado y muchas veces los consumidores no tenemos ni idea de qué hay detrás de aquello que compramos.

 

¿Qué podemos hacer para evitar el maltrato animal?


Foto de Gettyimages

 

En nuestra mano está colaborar para evitar el maltrato animal denunciando ante las autoridades o asociaciones en defensa de los animales cualquier abuso. Solo así podremos poner fin a este tipo de actos y conseguir que los responsables de estos paguen por su conducta violenta ante la ley. Por suerte, cada vez más personas se atreven a denunciar maltratos a animales, avisando a las organizaciones o asociaciones que luchan por acabar con este gran problema sin justificación.

La casi totalidad de la carne, huevos y leche que consumimos provienen de este tipo de ganadería industrial. Si empezamos a pedir información y a ser conscientes realmente de donde vienen todos aquellos productos que compramos, consumimos e ingerimos y empezamos a tomar decisiones de compra en función a principios como el no maltrato animal, quilómetro cero, apoyar aquellas granjas que tienen sus animales cuidados perfectamente, reducir nuestro consumo de carne y solo consumirla si las condiciones son las adecuadas, etc.

Finalmente, pensar bien toda aquella ropa, zapatos y accesorios que compramos puede ser también de ayuda. Intenta reducir la compra de productos hechos de piel natural. Siempre hay sustitutos que pueden tener la misma función e incluso aspecto. Investiga qué hay detrás de cada una de las piezas de piel que tienes en casa y empieza a pensar en todas aquellas alternativas que tienes a tu alcance, pensando siempre en el bienestar animal.

 

Escrito por Júlia Bahí
Foto portada de Gettyimages

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL