Tipos de alimentación alternativa

27 octubre 2020

Resulta cuanto menos curioso que en la actualidad nos encontramos con dos tendencias en el ámbito de la alimentación. Por un lado, están las personas que no le prestan mucha atención a su alimentación o dieta, ni desde el punto de vista nutricional, ni desde el punto de vista ético. Son personas que comen para vivir y que se alimentan siguiendo otro tipo de criterios más cotidianos, como precio o gusto. Dentro de esta categoría, está una parte muy extrema, de personas que se alimentan mal, en gran parte con alimentos preparados o precocinados, además de alimentos altamente proteicos (especialmente de origen animal), con un gran nivel de grasa y mucho azúcar. Ellos no son la mayoría, pero es cierto que el ritmo de vida y la falta de educación nutricional son responsables de una generación que de no poner remedio tendrá problemas de obesidad, hipertensión o diabetes entre otras enfermedades.


Foto de Pixabay

Por otro lado, están todos aquellos que viven la alimentación como una prolongación más de su estilo de vida. Son esas personas que leen las etiquetas, que se interesan por los ingredientes, por la procedencia de los productos y por las calorías que comen. En estos casos, las motivaciones, son muy diversas. En muchos casos, se trata de un tema estético, o de salud. Pero en otros casos, hay una motivación relacionada con la ética y el maltrato animal. A continuación, vamos a ver las características y motivaciones de las distintas tendencias de alimentación:

Vegetarianos

Los vegetarianos no comen carne ni pescado pues apuestan por una dieta sana y saludable, y además no quieren contribuir a la crueldad animal. Sin embargo, aunque no comen carne, no excluyen de su dieta los derivados de los animales, es decir, la leche, el queso, la miel, los huevos… Además, suelen estar centrados exclusivamente en la alimentación, pero no tienen en cuenta otros aspectos como la ropa confeccionada con tejidos de origen animal, por ejemplo. Entre los beneficios de ser vegetariano, podemos mencionar los bajos niveles de colesterol o de enfermedad cardiaca, mejor presión sanguínea debido a la escasez de sodio en la dieta o mejor control de la diabetes entre otros.

Veganos

El veganismo va mucho más allá que el vegetarianismo. De hecho, no se trata exclusivamente de una corriente alimenticia, sino que abarca muchas más áreas. Para un vegano, el ser humano no está por encima del resto de especies y por eso, no solo rechazan los alimentos de origen animal, sino también la ropa, el calzado o cualquier otro objeto que se extraiga de algún animal. Se trata de una postura ética, más holística que el vegetarianismo. El vegano no come carne, pero tampoco come nada derivado de los animales como los huevos, los lácteos, la miel… Pero, además, no utiliza productos o artículos con ingredientes de procedencia animal como jabones, cremas, maquillaje o ropa o zapatos. Además, tampoco son partidarios de medicinas o tratamientos, que se hayan testado en animales. Como vemos, el veganismo es una práctica que va mucho más allá que no comer carne o sus derivados. Es una forma de vida.

Flexitarianos

Podemos decir que los flexitarianos son los vegetarianos menos estrictos. Se trata de personas que han reducido la ingesta de carne pero no la han erradicado de su dieta. Normalmente se trata de personas que han dejado de comer carne por un tema de salud, no por algo ético, y por ello, en ocasiones especiales, o de forma puntual vuelven a comerla aunque la hayan borrado de su menú diario.

Esta es la tendencia que nos ayuda a tener una dieta equilibrada y sostenible, sin necesidad de renunciar de comer nada. Es por esto que son cada vez más las personas que se suman al carro de los flexitarianos.

Crudiveganos

El crudiveganismo es una vertiente del veganismo que sostiene que los alimentos se deben consumir crudos para mantener todos sus nutrientes. Se trata de una tendencia pues, que además de eliminar ciertos alimentos, también matiza la técnica de cocina con la que se deben preparar. En general, admite el cocinado siempre que no se superen los 40º de temperatura. También existe la opción crudívora no vegana.

Frutariano

Los frutarianos son aquellos veganos que solo comen fruta. O, para ser más exactos, frutos, y así además de lo que conocemos como fruta incluyen también los frutos secos, las vainas de frutas (guisantes, habas…) y las hortalizas (berenjena, pimiento, pepino…)


Foto de Pixabay

 

Pesquetarianos

Son aquellos que se alimentan esencialmente de alimentos vegetales pero se permiten el consumo de pescado y marisco en ciertas ocasiones. Parece que es una tendencia más o menos consolidada en el Reino Unido.

Macrobiótica

Otro método de alimentación que busca el equilibrio físico, emocional y espiritual es la dieta macrobiótica. De origen japonés, ensalza los alimentos naturales, eliminando los que están tratados o cultivados con sustancias químicas. Es una dieta muy compleja que tiene en cuenta factores como la estación del año, el clima o las características personales de quien la sigue. Los alimentos tienen que estar cocinados siguiendo un método muy concreto, siguiendo los principios del yin y el yang. Esto se traduce en que no podemos separar las emociones, de la salud, de la geografía, el clima, etc. El yin y el yang establecen también los distintos métodos de cocción de los alimentos (al vapor, salteados, estofados, escaldados, deshidratados, etc) y los hábitos de orden e higiene en la cocina.

Como vemos, las tendencias alimentarias actuales son muchas y muy variadas, como lo son la motivación que lleva a un individuo a abrazar una u otra dieta. En general, abracemos o no el veganismo, vegetarianismo o cualquiera de sus modalidades lo que si resultaría muy beneficioso para todos los consumidores es incrementar los alimentos de origen vegetal en nuestro día a día. La OMS recomienda una ingesta de al menos 400 gramos de vegetales al día (frutas, verduras y hortalizas) que pocas veces cumplimos.

Además, no podemos terminar sin recomendar que siempre que vayamos a introducir cambios en nuestra alimentación de una forma tan manifiesta, consultemos antes con un dietista o nutricionista profesional.

 

Escrito por Natalia Muro
Foto portada: Pixabay

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL