Feng Shui

Los últimos años el concepto del Feng Shui se ha ido introduciendo a nuestras vidas poco a poco y ha despertado nuestra curiosidad e interés, de tal manera que sabemos todos sus beneficios y nos gusta saber cómo aplicarlo en nuestro día a día para vivir con más armonía y en equilibrio.

El Feng Shui (“viento y agua” en Chino) es una antigua técnica china que busca el equilibrio de la energía vital de la persona, a través de la distribución, la decoración y la orientación de los espacios en los que se desarrollan sus actividades cotidianas; hogar, zona de trabajo o lugares donde se disfruta del tiempo de ocio.

El Feng Shui, en su origen era una técnica que se dedicaba al estudio de los cambios que se producen en el clima, los astros y la naturaleza y cómo estos afectaban a la energía vital o “chi” de las personas, cuyo flujo se ve modificado por la forma y disposición del espacio, las orientaciones (puntos cardinales) y los cambios temporales.

 

¿Cómo aplicar el Feng Shui en casa?

No cabe duda que nuestro hogar es el espacio donde necesitamos que la energía fluya de la mejor manera. El Feng Shui tiene muchísimas aristas, y analiza en profundidad cómo debe ser la disposición y el contenido de cada espacio que habitamos. Para ello, debemos tener en cuenta el Chi o la energía vital, el Yin y Yang y el Mapa Bagua.

 

El Chi o la Energía Vital

Para la cultura china, todo lo que forma parte del mundo físico está dotado de una “energía vital” llamada Chi o Qi.

Su flujo se modifica según la disposición del espacio y la orientación de los objetos, y su objetivo principal es generar energía positiva en nuestra vida.

 

La importancia del Yin y Yang


Foto de Gettyimages

 

La idea del Yin Yang es fundamental para el Feng Shui. En filosofía oriental, el Yin y el Yang son dos fuerzas opuestas y complementarias en constante movimiento que equilibran la energía.

El Yin y el Yang transmiten energías extremas, los dos son igual de buenos o igual de malos, la clave es que estén en equilibrio. El Yin es lo pasivo y el Yang lo activo. El Yang es el fuego que sube en vertical y transmite exaltación y ganas de salir.

El Yin es el agua que se mueve en horizontal y transmite relajación y tristeza, introspección. Estas fuerzas son muy útiles en decoración para contrarrestar estados de ánimo. Teniendo en cuenta que una estancia Yin nos altera y una demasiado Yang nos puede apagar, introduce elementos Yin-Yang en la decoración para encontrar el equilibrio.

 

¿Qué es el mapa Bagua?

El mapa Bagua es una herramienta básica en Feng Shui porque representa el plano energético del hogar. Un plano que está dividido en nueve áreas y cada una corresponde a un aspecto vital y distinto de nuestra vida: el amor, el trabajo, la riqueza, la prosperidad, la salud…

Es un dibujo de 8 lados, que indica la correspondencia entre los puntos cardinales y los diferentes circuitos por los que se mueve la energía. Cada uno de ellos corresponde a una serie de elementos: una orientación, una parte de la naturaleza, una parte de nuestro cuerpo, un miembro de la familia, etc.

En interiorismo lo más importante es saber qué dirección de la casa o espacio se reacciona con qué tipo de energía.


Foto de Pinterest

 

Los elementos generales del Feng Shui

Para el Feng Shui, lo importante es armonizar los elementos del hogar y los espacios de tal forma que el Chi fluya libremente y se acumule de manera positiva (y no mala).

Para conseguirlo, el Feng Shui utiliza diferentes elementos para tener en cuenta y así aprovecharlo bien y cambiar completamente la energía de tu hogar.

La luz

Sin dudar, la luz natural o luz solar es la gran generadora de energía, la más potente. Es por esto que, si quieres que tu casa esté llena de buena energía, debes permitir que entre.

Para los momentos que tengas que iluminar con fuentes artificiales, recomendamos velas de colores cálidos y vivos, como el naranja y el amarillo.

Es realmente importante evitar los lugares oscuros y cerrados, ya que en ellos no fluye de manera correcta la energía.

Los colores

En el Feng Shui los colores se relacionan con los cinco elementos de la naturaleza. Saber utilizarlos correctamente es vital para que el chi fluya por tus espacios. Cada color transmite unas sensaciones distintas. Elige bien las más adecuadas para cada estancia y así dejar fluir bien la energía de manera positiva. 


Adornos

Los adornos siempre tienen que ser alegres. Es importante evitar antigüedades, ya que arrastran sensaciones del pasado o de los lugares donde han estado.

Por otro lado, es importante que la decoración no sea excesiva: los que te gusten realmente y que tengan una utilidad. Cuánto más amplio sea el espacio y más libre esté, con más facilidad fluirá la energía.

Pasillos

Fáciles de transitar y libres de obstáculos. Así que, no deberían tener ningún tipo de mueble. Esto impide que circule correctamente la energía que estamos buscando.

Orden

El desorden nunca es bueno para el hogar: una casa ordenada es una casa con buena energía. Así que aquí tienes otro motivo por el que tener la casa siempre bien ordenada.

Plantas


Foto de Gettyimages

 

Tener plantas en casa es realmente importante para el Feng Shui. En primer lugar, porque ayudan a equilibrar los cinco elementos (tierra, madera, metal, agua y fuego); atraen el amorcapacidad para concentrarte y aprendizaje. Un ejemplo de planta muy recomendada es el bambú, ya que además de ser una planta muy estética, también es considerado una fuente de prosperidad y energía.

Pero importante: no conservar nunca las plantas marchitas o secas. Hacerlo solo te va a atraer malas energías. Cambiarlas por unas de nuevas siempre es una buena opción.

Sonidos

La música, sobre todo la instrumental y los mantras, te permitirán llenar tu hogar de energía positiva y armónica. Un consejo es que agregues móviles de cuarzo, caña o metal que produzcan su sonido agradable con el paso del aire.

Puertas y ventanas


Foto de Gettyimages

 

La energía tiene que entrar por algún lado. Y en este caso, siempre entra por la puerta de entrada. Por esto es un terrible error tener más de una puerta de entrada.

Por otro lado, las ventanas ayudan el flujo de energía, siempre y cuando estén limpias y dejen pasar la luz. El único problema es que a veces el chi puede escaparse a través de ellas. Para evitarlo, coloca cortinas.

Suelo

Si lo que buscas es que la energía fluya libremente por toda tu casa, lo recomendable es que el suelo sea uniforme por toda ella.

Objetos que no deberías tener

Aunque parezca extraño, hay objetos que son “ladrones de energía”. Por ejemplo, los objetos rotos, botellas vacías que no vas a reutilizar, relojes parados, cuadros tristes o violentos, objetos duplicados, etc.

El concepto del Feng Shui va mucho más allá y tiene en cuenta muchas otras cosas. Pero con esto ya tendrás la base para empezar a pensar tu casa, tu espacio de trabajo, tu oficina, tu dormitorio con otra perspectiva. Tener en cuenta todos sus principios es ideal para empezar a notar y a vivir en armonía y en equilibrio, dejando fluir la energía positiva por todos los rincones de nuestros lugares favoritos.

Escrito por Júlia Bahí
Foto portada de Gettyimages

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL