Cosmética ecológica

21 octubre 2020

La cosmética está absolutamente instaurada en nuestras vidas: maquillaje, fragancias, cremas o cualquier otro producto destinado al cuidado de la piel se han convertido en bienes fundamentales en nuestros hogares desde hace muchos años. Los últimos avances científicos y farmacéuticos demuestran, además, que la naturaleza tiene mucho que ofrecer para limpiar, proteger, conservar y embellecer nuestro cuerpo. La naturaleza siempre ha estado llena de hierbas, flores y frutas. Ahora, los consumidores le demandan a la industria que giren su vista hacia ella.

Antes de adentrarnos en la materia debemos decir, que en términos generales se habla de cosmética natural, cosmética bio o cosmética ecológica como si fuera sinónimos, aunque en realidad no lo son. El término natural, tan solo alude al origen de los ingredientes para la elaboración de los cosméticos, pero no necesita un porcentaje mínimo, y además descuida el resto de “requisitos” que sí cumple la cosmética bio o ecológica: que estén libres de tóxicos, que ayuden o promuevan la economía local, que no hayan testado en animales, etc. Cuando hablamos de cosmética bio o cosmética ecológica vamos mucho más allá. Se trata de productos elaborados con al menos un 90% de ingredientes naturales, y que provienen de agricultura ecológica, es decir, libres de químicos y extraídos a partir de una gestión sostenible de la tierra y todo atendiendo a una regulación y una normativa muy estrictas. En este artículo nos referiremos a la cosmética ecológica o bio, es decir, a la que utiliza ingredientes naturales en gran porcentaje, pero además, va mucho más allá con su compromiso medioambiental y de salud.

Beneficios de la cosmética ecológica


Foto de Pixabay

 

Si quieres convencer a alguien de pasarse a la cosmética ecológica podrías darle dos argumentos básicos: por respeto a nuestra salud y por respeto a nuestro medio ambiente. En torno a estos dos beneficios, podemos desarrollar los demás.

  • Respeto a la salud
    • No tiene efectos secundarios: alergias, enrojecimiento… ¿Cuántas veces nos hemos puesto un maquillaje y nos ha hecho reacción? Esto suele suceder por los ingredientes químicos del maquillaje tradicional, y se evita con los aceites naturales.
    • Es más eficiente. La piel reacciona mejor ante los múltiples principios activos de un aceite natural, que ante un ingrediente químico que además, tiene muchos ingredientes de “relleno”. El efecto de hecho, es más duradero y más eficaz, por lo que con menos producto se consigue el mismo resultado.
    • No crueldad animal. Los cosméticos bio no están testados en animales, por lo que ningún animal ha sufrido para su producción.
  • Respeto al medio ambiente
    • La cosmética ecológica procura no utilizar envases, y los que necesariamente utiliza son reciclados
    • No genera residuos químicos perjudiciales pues no utiliza productos derivados del petróleo
    • La cosmética bio no altera los cultivos para su producción, respeta el suelo, no usa pesticidas. No suelen realizarse grandes producciones.

Inconvenientes de la cosmética ecológica


Foto de Pixabay

En la actualidad, la industria está trabajando para reducir los inconvenientes de la cosmética ecológica. Por una parte, el precio suele ser un poco más elevado. No obstante, esto es lógico puesto que no es lo mismo el proceso de fabricar a escala, como hacen las grandes marcas, a producir cantidades más pequeñas y con ingredientes naturales de plantas o flores que están sujetas a los propios ciclos de la naturaleza o a factores ambientales que pueden condicionar el precio.

Hace unos años, la cosmética ecológica tenía que hacer frente a otro inconveniente y es que era menos accesible que la cosmética tradicional que estaba presente en todas las superficies. En la actualidad, y ayudado por el comercio electrónico se ha solventado ese problema y la cosmética bio está al alcance de cualquiera que se quiera acercar a ella.

Hacer cosmética natural casera: ingredientes básicos


Foto de Pixabay

Tal y como hemos señalado antes hoy en día resulta bastante fácil localizar en nuestro entorno un comercio en el que adquirir cosmética casera o ecológica. La mayoría de las grandes superficies disponen de este tipo de cosméticos, y en las ciudades grandes también es frecuente ver tiendas especializadas en este tipo de productos.

Pero, además, también es bastante sencillo adquirir los ingredientes para que nosotros nos hagamos nuestros propios cosméticos. Es mucho más fácil de lo que te imaginas, y además del orgullo de haber realizado tu propia crema, significará un ahorro considerable en tu economía doméstica.

Vamos a contarte cómo hacer una crema hidratante de aloe vera. Nos parece sencilla para empezar y además es una planta fácil de cultivar en casa y con numerosas propiedades.

  • Ingredientes:
    • 100 ml de gel de aloe vera, que se extrae cortando la parte exterior de la planta y sacando la pulpa
    • 50 ml de aloe líquido que podemos encontrar en herbolarios
    • Una cucharada de postre de de aceite de almendras
    • 10 gotas de aceite esencial de un aroma que nos guste
    • Además, necesitaremos una cuchara de madera y un tarro de cristal
  • Preparación:
    • En primer lugar, ponemos agua a hervir y agregamos el gel de aloe vera que hemos extraído de la planta. Lo mezclamos todo bien hasta obtener una masa uniforme.
    • A continuación, añadimos a la masa unas gotitas de aloe líquido y volvemos a remover.
    • Dejamos que la mezcla se enfríe y entonces añadimos el aceite de almendras y el otro aceite esencial que haya elegido. Removemos todo para que se integren bien los ingredientes.
    • Con la cuchara de madera, introducimos la crema en nuestro tarro de cristal y lo cerramos, manteniéndolo siempre en un lugar fresco y seco para que la crema no pierda las propiedades. El aloe vera hidrata y mantiene elástica la piel. Además, es muy buena como cicatrizante sobre las heridas o como suavizante para pieles que se han expuesto demasiado al sol.

Un sector en auge, motivos


Foto de Pixabay

El crecimiento de la cosmética ecológica frente a la industrial es una constante cada año. Esto evidencia un cambio de conciencia a nivel mundial y una tendencia irreversible. Precisamente, porque las empresas de cosmética industrial detectan dicha tendencia, están comenzando a abrir nuevas líneas de negocio adaptadas a la nueva demanda.

Los motivos para este cambio de tendencia son muy variados. Por una parte, hay un cambio en la mentalidad que tiene un componente ético. Lo consumidores se preocupan cada vez más por el comercio justo o por el comercio y la industria local, que son normalmente los fabricantes de este tipo de productos. Pero también hay una motivación relacionada con la salud, la propia tendencia se retroalimenta, ya que el hecho de que las grandes empresas estén fabricando sus líneas de productos eco y los distribuyan en las grandes superficies donde antes era más difícil conseguir este tipo de productos, hace que el gran público se familiarice con ellos y sea más habitual que los incorpore en su cesta de la compra.

Escrito por Natalia Muro
Foto portada de Pixabay

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL