Hogares en centrales eléctricas

16 octubre 2020

Se calcula que, para el 2030, casi un tercio de toda la energía consumida en la Unión Europea debe provenir de fuentes renovables, según los objetivos acordados el 2018.

Suecia es uno de los países que más está haciendo para alcanzar estos objetivos. Además de tener como objetivo la producción de la electricidad 100% renovable para 2040, el país está transformando casas en “prosumidores” (productores + consumidores) altamente eficaces: edificios que producen y consumen la energía producida por ellos mismos.

Actualmente, el 54% de la energía de Suecia proviene de las energías renovables y se beneficia de su geografía, de la que obtiene gran cantidad de energía hidroeléctrica y de la biomasa.

 

“Prosumidores” de energía

En la ciudad de Ludivika (Suecia), los pisos de los años 70 se han modernizado recientemente con la última tecnología de energía inteligente. Con altos niveles de medidores inteligentes, es un modelo que parece estar listo para extenderse por Suecia próximamente.

48 apartamentos familiares, repartidos en 3 edificios, han recibido paneles solares fotovoltaicos, almacenamiento de energía térmica y sistemas de bomba de calor. Y con esto, también pueden cargar los coches eléctricos durante toda la noche.

Estos apartamentos se han convertido en lo que llamamos edificios “prosumidores”, que producen el 77% de la energía necesaria para los residentes.

Los líderes de la Unión Europea tienen un desafío para el año 2030: generar el 32% de la energía a partir de fuentes renovables. Suecia es, sin lugar a duda, uno de los países que ofrece una visión de cómo la tecnología y las soluciones locales pueden convertir un objetivo en realidad.

 

La basura como fuente de energía

Pero Suecia ha hecho muchas cosas más para el medio ambiente. Desde el 2012, ha puesto en marcha una innovadora propuesta en la lucha climática que consiste en convertir toda la basura que genera el país en energía.

El año 2012, Suecia consiguió reciclar el 96% de sus residuos y desde entonces, ha ido incrementado este porcentaje, colocándose en el primer país capaz de tener y mantener estos niveles de reciclaje. “Educar, prevenir y reciclar”, los tres pilares fundamentales en los que se ha apoyada Suecia para conseguir este porcentaje.

Suecia creó una ley que establece que en cada zona residencial debe haber una estación de reciclaje. Las autoridades creyeron que la concienciación climática parte de la educación de su sociedad, de tal manera que la comunidad sueca ya sabe cómo debe actuar par mantener estos buenos resultados para con la causa climática.

¿Crees que es fácil seguir el ejemplo de Suecia? ¡Te escuchamos!

Escrito por Ecoluba
Foto portada de Gettyimages

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL