¿Qué es ser eco-friendly?

24 septiembre 2020

Por primera vez, la sociedad parece haber tomado conciencia y ha entendido la fragilidad de nuestro medio ambiente y cómo nuestras decisiones de vida y de consumo repercuten directamente en él. Y en eso consiste precisamente ser eco-friendly; el ser humano ha comenzado a ser consciente del deterioro del entorno natural y ha pasado a convertirse en un defensor activo de otro modo de vida y otro modo de consumir más responsable. Ser eco-friendly es, en realidad, un estilo de vida.

Millenials, la primera generación eco-friendly


Foto de Pixabay

 

Por primera vez, una generación es consciente de que su bienestar depende de la propia naturaleza, y que protegerla está relacionado con su propia supervivencia como especie. Por primera vez, una generación tiene inculcado el respeto y cuidado del medio ambiente desde su nacimiento. Las nuevas generaciones son nativos digitales pero también son nativos ambientales.

El compromiso por supuesto es variado, va desde los que están muy comprometidos con el medio ambiente a los que lo están un poco menos; pero podemos afirmar que en general, los jóvenes de hoy en día no son indiferentes. Estos consideran que el problema medio ambiental, es algo que han heredado de generaciones pasadas, pero lo han asumido como un problema real al que ellos quieren hacer frente. Han decidido que ellos serán la generación que tendrá que impulsar el cambio.

En efecto, podemos decir, que los millenials son la primera generación eco-friendly de la historia contemporáneaSer eco-friendly es más que ahorrar agua y energía, algo más que reciclar o ir en transporte público al trabajo, estamos hablando de:

  • consumir alimentos ecológicos, que son más sanos para nosotros, y además su cultivo es más respetuoso con el medio ambiente;
  • reducir los residuos que desechamos, especialmente el plástico;
  • reciclar, pues es una forma excelente de ahorrar pero también de evitar residuos
  • comprar en negocios locales, productos locales, así reducimos el transporte y la contaminación que lleva aparejada
  • comprar moda sostenible
  • evitar el consumo de productos de limpieza tóxicos, o productos cosméticos con microplásticos;
  • hacer turismo sostenible, respetuoso con las culturas y economías locales

Ser eco-friendly en tu día a día

Uno de los grandes logros de los nativos ambientales es que saben que ser eco-friendly no es un todo o nada. Son conscientes de que no pueden cambiar las cosas de un día para otro, pero también lo son de que cada pequeño gesto y/o sacrificio, por pequeño que sea, cuenta. Y por primera vez, una generación está dispuesto a asumirlo.

Así, apuestan por pequeños gestos cotidianos que suman, como:

  • Reducen al máximo la basura que generan; esto lo consiguen reduciendo el consumo de envases de plástico o cualquier otro embalaje no reciclable.
  • Compra de proximidad; en lo relativo al espacio físico para fomentar la economía local, pero también de productos locales, cuya procedencia y forma de producir conocen
  • Adquieren prendas sostenibles, que además se puedan reciclar
  • Consumen poca energía, y en todo caso, energía verde. Son muy conscientes de las prácticas más nocivas como el stand by de los electrodomésticos, las casas mal aisladas, las calefacciones y aires acondicionados muy altos…
  • Se mueven en transporte público, en bicicleta o comparten vehículo, etc.

Industrias y sociedades respetuosas con el medioambiente


Foto de Pixabay

 

Precisamente, porque hay una demanda de consumo responsable, cada vez más, las empresas se molestan en producir de forma responsable. Los nativos ambientales, los jóvenes eco-friendly, son consumidores diferentes que prefieren marcas y empresas más humanas y honestas. Los jóvenes buscan ahorrar, pero no sólo un ahorro que se note en sus bolsillos, sino un ahorro en los recursos naturales.

Los esfuerzos de las empresas tendrán que ir en esta dirección, pues ahí está su potencial de crecimiento. Las empresas tendrán que compatibilizar sus actividades comerciales con la preservación del medioambiente y de los escenarios y entornos en los que operan. Esto lo estamos viendo en todas las industrias. Y lo cierto es que las empresas cada vez hacen más esfuerzos porque se les reconozca como compañías que contribuyen con el medio ambiente y la sociedad.

Muchas personas creen que, en gran medida, la apuesta por lo sostenible es para las empresas un tema discursivo, del que se habla, y se celebra pero en el que no se avanza al ritmo adecuado. Creen que es necesario un compromiso mayor, por parte de las empresas y de las instituciones, así como una velocidad de actuación acorde a la urgencia del problema.

Además, la generación eco-friendly exige que las etiquetas de los productos sean más transparentes y sinceras, y que exista una mayor regulación y control del etiquetado ecológico por parte de los gobiernos. Muchas empresas, con el fin último de diferenciarse y aumentar sus beneficios, se han sumado a lo que se conoce como “marketing verde”, esforzándose más en el reclamo o la publicidad eco, que en la producción responsable y sostenible del producto en sí mismo

Algo incluso peor es el Greenwashing, que es el conjunto de prácticas engañosas que utilizan las empresas para lavar su imagen. Suelen hacerlo utilizando mensajes e imágenes falsos con la única intención de que el cliente realice la compra de su producto o servicio, incluso a costa de engañar.

Estas técnicas, son muy peligrosas para la reputación de las empresas, y la tendencia es a su desaparición, especialmente si consideramos que el cliente cada vez tiene más información, y es más difícil que lo engañen. De hecho, es cada vez más común que las empresas opten por utilizar el Triple Balance o la triple cuenta de resultados, es decir, evalúan el desempeño de su compañía teniendo en cuenta además de la dimensión económica, la social y la ambiental. Estas, de hecho, son las empresas eco-friendly, las que se preocupan por sus beneficios, por el medioambiente, pero también por el bienestar de sus trabajadores, el ambiente laboral, la seguridad e higiene en el lugar de trabajo o todo lo relativo a derecho laboral.

Como vemos, las empresas y las instituciones tienen mucho que decir y que hacer para que juntos avancemos hacia un mundo más sostenible. Pero sin ninguna duda, cada uno de nosotros puede poner su granito de arena, que tendrá probablemente mucho más impacto del que nos creemos. ¿Qué hábitos eco-friendly has incorporado en tu vida? Y ¿cuáles vas a incorporar a partir de hoy?

Escrito por Natalia Muro
Foto portada de Pixabay

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL