Fukushima y sus consecuencias

24 marzo 2020

Hace ocho años, un terremoto de magnitud 9 en la escala Richter le siguió un tsunami que inundó los sótanos de las instalaciones de la central nuclear de Fukushima. Esto impidió el funcionamiento de los generadores de emergencia, provocando tres fusiones nucleares y liberación de contaminación radioactiva en tres reactores.

A parte de ser un desastre de gran nivel medioambiental, también hay que agregarle el hecho de que grandes cantidades de agua contaminada fueron liberadas directamente al océano Pacífico durante y después de la catástrofe. Según los científicos, estas aguas estuvieron fluyendo hasta el año 2013. Estudios realizados en el año 2015 en las costas de San Francisco exponen la presencia de isótopos provenientes de la central.

Científicos de la zona han observado deformidades físicas en mariposas, con extremidades alargadas o acortadas y se cree que los animales más perjudicados son el grupo de los insectos. El problema principal es la cuestión de los residuos tóxicos radioactivos. Al no poder ser destruidos de ninguna manera, hay dos opciones: ser liberados directamente en el medio ambiente o confinarse y aislarse de algún modo hasta su desintegración. Desde luego estas opciones no son las mejores, ya que estos elementos tardan muchísimos años en descomponerse y causan problemas de salud de extrema seriedad.


Imagen de Wendelin Jacober en Pexels

Este tipo de energía debería estar más que prohibida. Dejando al lado el daño que significa para el medio ambiente, supone un verdadero peligro ya que cada central nuclear es una bomba de relojería. Estamos hablando de una infraestructura envejecida y que conlleva un gasto muy alto para su manutención. La energia nuclear es cara, altamente contaminante y sólo aporta un 4,5% de la energía primaria mundial.

Echemos un vistazo a los principales componentes que se difundieron en Fukushima y sus consecuencias en el medio ambiente y la salud del ser humano.

La controversia yace en la absencia de una solución segura de su tratamiento y su actividad altamente dañina, ya que emiten radiación electromagnética, los rayos gamma, pero mucho más penetrante que los rayos X.

El primero a desintegrarse es el yodo-131, que sólo tiene una duración de pocos días pero es muy poderoso. Su nombre se hizo famoso en Chernóbil por causar varios miles de casos de cáncer de tiroides, mayoritariamente a niños. El siguiente en el campo de acción es el cesio-137, altamente peligroso por su acción tardía en el cuerpo humano, puede causar cáncer hasta treinta años después de su exposición. Este isótopo puede mantenerse en el medio ambiente durante 600 años. Para concluir, el último y más dañino de la lista es el plutonio PU-239, llamado por científicos como “la sustancia más peligrosa de la tierra” ya que su vida se alarga hasta 500.000 años. El plutonio se introduce en la naturaleza en modo de lluvia radioactiva y se cuela con facilidad en aguas subterráneas.


Imagen de Vladyslav Cherkasenko en Unsplash

El otro incidente nuclear famoso es el de Chernóbil en los años ochenta.

Pocos meses después del accidente, casi siete kilómetros cuadrados de bosque de pino al oeste del reactor de Chernóbil murió, ganándose así el nombre de el bosque rojo. Poblaciones muy numerosas de roedores e insectos murieron casi de inmediato y, años después del incidente, las vacas y las ovejas que habían sido evacuadas mostraron signos importantes de debilidad, así como su descendencia.

Para concluir el artículo, es necesario saber que todavía hay más de 400 reactores nucleares en funcionamiento hoy en día, juntamente con 65 en construcción y otros 165 planeados para el futuro próximo.

+Descubre más en:

https://es.greenpeace.org/es/trabajamos-en/cambio-climatico/energia-nuclear/

+Aporta tu granito de arena para cerras las centrales nucleares en España:

https:// es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/cierre-nucleares/

*https://elpais.com/internacional/2011/03/29/actualidad/1301349610_850215.html


SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestra newsletter y estarás dentro del mundo zero waste.

Tendrás artículos, novedades, actualidad, promociones… ¡Entérate de todo!

Copyright 2023 - ECOLUBA SL